Imagen cortesía de: tipsdemedicina.com

La piel de naranja es un problema que afecta a millones de mujeres por todo el mundo, y lamentablemente hace sentir inseguridad especialmente en esos momentos en los que es necesario utilizar ropa corta, como para ir a la playa.

Ahora bien, disminuir la piel de naranja no es algo imposible siempre y cuando se sigan los consejos que se mencionarán a continuación.

Cambiar hábitos es lo ideal

Así es, no se trata solo de hacer ejercicios de forma esporádica, es importante cambiar de actitud, lo que incluye dejar de lado los malos hábitos como por ejemplo:

El alcohol:

La cebada es rica en grasa, y puesto que es el principal componente de muchas bebidas alcohólicas es vital dejarlas de lado, ya que solo contribuye a agravar la situación generando acumulación de grasa bajo la piel.

Cigarrillo:

Este es un mal hábito puesto que, al no permitir la vasoconstricción de forma adecuada, poco a poco se va produciendo esa piel de naranja que resulta un dolor de cabeza para muchas.

Comida chatarra:

Puesto que es rica en grasas trans, contribuye ampliamente a la acumulación y exceso de grasa en el organismo, que poco se va haciendo visible en forma de celulitis.

Ahora, al dejar de lado estos malos hábitos es importante hacerse nuevos como los siguientes:

Hacer ejercicio regularmente:

Tener una rutina específica puede contribuir ampliamente a la eliminación de la molesta piel de naranja.

Alimentos saludables:

Los alimentos ricos en antioxidantes fortalecen la elasticidad de la piel y contribuyen a su belleza; es por ello que incluirlos en la dieta regular, como jugos recién exprimidos puede ser algo ideal para eliminar la piel de naranja.

Limón en ayunas:

Exprimir un limón en un vaso de agua tibia contribuye a la aceleración del metabolismo, a excretar las grasas por la orina, y por ende a eliminar la celulitis.

Dejar respuesta