Cómo iniciar un negocio de salvamento de automóviles

Un auto chatar­ra puede no ten­er ningún val­or para un con­duc­tor, pero para alguien que sabe cómo des­man­te­lar­lo, las piezas y el met­al que con­tiene pueden valer una pequeña for­tu­na. Empezar un nego­cio de des­guace de automóviles no es para todo el mun­do, y hay que super­ar algunos obstácu­los para obten­er la licen­cia, pero para quienes no les impor­ta ensu­cia­rse las manos, puede ser un nego­cio rentable. Sigue estos con­se­jos de www.desguaces.eu:

Iniciar un negocio de desguace

Cuan­do se imag­i­na un des­guace, prob­a­ble­mente se imag­i­na cien­tos de coches api­la­dos en pilas en un patio con una grúa y un com­pacta­dor de coches. Este sería el caso si ust­ed es capaz de encon­trar un nego­cio de des­guace en ven­ta, que debería venir con el equipo y los con­tac­tos en la indus­tria auto­motriz que ust­ed nece­si­tará para el abastec­imien­to de coches de sal­va­men­to y para los clientes que nece­si­tan piezas.

Si no va a com­prar un nego­cio exis­tente, ten­drá que empezar a hac­er esas conex­iones ust­ed mis­mo, empezan­do por los talleres locales. Tam­bién nece­si­tará ten­er un lugar para alma­ce­nar los vehícu­los y las piezas. Esto no tiene que ser nece­sari­a­mente un patio de sal­va­men­to de 10 acres. Ust­ed puede comen­zar mucho más pequeño como car­roñero com­pran­do un coche viejo a la vez usan­do su propia entra­da o gara­je si las leyes locales de zonifi­cación no pro­híben tal tra­ba­jo.

Requisitos estatales para los desguaces

Los req­ui­si­tos estatales para un nego­cio de sal­va­men­to varían mucho, por lo que es impor­tante que inves­tigue los req­ui­si­tos de su esta­do. En Cal­i­for­nia, debe solic­i­tar una licen­cia de des­man­te­lamien­to de vehícu­los en el DMV. Entre otros req­ui­si­tos, ten­drá que tomarse las huel­las dac­ti­lares, some­terse a una com­pro­bación de antecedentes penales y prepararse para una inspec­ción físi­ca de sus insta­la­ciones.

El Depar­ta­men­to de Trans­porte de Wis­con­sin emite cua­tro tipos de licen­cias en fun­ción de sus insta­la­ciones y del tipo de opera­ciones de des­guace que real­ice:

  • Tipo Uno: Con­ce­sion­ario de sal­va­men­to de vehícu­los que des­man­tela vehícu­los y vende piezas, con insta­la­ciones que incluyen una ofic­i­na y un patio
  • Tipo Dos: Con­ce­sion­ario de des­guace de vehícu­los y ven­ta de piezas den­tro de un edi­fi­cio úni­ca­mente
  • Tipo 3: Reci­clador o trans­for­mador de chatar­ra que no desmon­ta vehícu­los ni vende piezas, que opera des­de un edi­fi­cio sin patio
  • Tipo Cua­tro (licen­cia de car­roñero): Nego­cio que com­pra vehícu­los y luego los trans­porta a un patio de recu­peración o reci­clador con licen­cia, con insta­la­ciones que incluyen una ofic­i­na y un lugar para esta­cionar los vehícu­los antes de trans­portar­los

Obtener una licencia

  • Prue­ba de un lugar de nego­cios estable­ci­do que cumpla con los req­ui­si­tos locales de zonifi­cación y per­misos
  • Un esta­do financiero que muestre un pat­ri­mo­nio neto de al menos 5.000 dólares o una fian­za de 25.000 dólares
  • Un per­miso de impuesto estatal sobre las ven­tas si está solic­i­tan­do una licen­cia de tipo uno o de tipo dos.
  • Un rótu­lo con el número de su licen­cia de dis­tribuidor de vehícu­los de sal­va­men­to en cualquier vehícu­lo uti­liza­do para trans­portar vehícu­los de sal­va­men­to
  • Un rótu­lo de nego­cio con el horario de aten­ción al públi­co
  • Prue­ba de que cumple con la nor­ma­ti­va medioam­bi­en­tal

Normativa medioambiental y de zonificación para las operaciones de desguace

La Agen­cia de Pro­tec­ción Ambi­en­tal y los gob­ier­nos estatales y locales le exi­girán que cumpla con sus req­ui­si­tos antes de que pue­da obten­er su licen­cia de nego­cio de sal­va­men­to. Los req­ui­si­tos de zonifi­cación prob­a­ble­mente lim­i­tarán el lugar donde puede alma­ce­nar los vehícu­los de sal­va­men­to. Si alma­ce­na los vehícu­los en un patio, ten­drá que con­stru­ir una val­la y colo­car señales.

Es espe­cial­mente impor­tante obten­er un per­miso de ver­tido de aguas plu­viales. El desmon­ta­je de vehícu­los y el alma­ce­namien­to de las piezas resul­tantes impli­ca posi­bles fugas de aceite, grasa, etilengli­col y met­ales pesa­dos como el mer­cu­rio. Estas sus­tan­cias proce­den de baterías, para­choques cro­ma­dos, neumáti­cos y llan­tas, fil­tros, radi­adores, catal­izadores, blo­ques de motor, silen­ci­adores y otros com­po­nentes del vehícu­lo.

Si pien­sa recu­per­ar algún vehícu­lo con sis­tema de aire acondi­ciona­do, ten­drá que reg­is­trarse en el esta­do para recu­per­ar los refrig­er­antes. Tam­bién puede hac­er arreg­los para que una empre­sa reg­istra­da recu­pere el refrig­er­ante por ust­ed, depen­di­en­do de la ley estatal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *