¿Cómo se hace un desguace de coche?

Si su coste es supe­ri­or a su posi­ble val­or de reven­ta una vez repara­do, puede que sea el momen­to de plantearse el des­guace. Puede tratarse de cualquier cosa, des­de pan­e­les nuevos has­ta un motor nue­vo ‑cualquier cosa para que vuel­va a ser apto para la cir­cu­lación- que deba ser susti­tu­i­da antes de poder volver a con­ducir el coche con seguri­dad.

Es más obvio en los coches a los que les fal­ta una pieza, como una puer­ta, pero si tu coche ha empeza­do a echar humo, puedes pen­sar en enviar­lo al des­guace.

Otra cosa es que, si estás pen­san­do en vender tu coche, ten­drás que lle­var­lo a con­seguir un cer­ti­fi­ca­do de seguri­dad, a no ser que lo ven­das tal cual. Y si pens­abas que tu coche fun­ciona­ba bien, pero una estación de inspec­ción homolo­ga­da dice que tienes que realizar tan­tas repara­ciones antes de que tu coche pue­da ser cer­ti­fi­ca­do como apto para la cir­cu­lación, puede que val­ga más como chatar­ra que si lo reparas has­ta hac­er­lo apto para la cir­cu­lación.

Por ejem­p­lo, inves­ti­gas que el año y mod­e­lo de tu coche vale 4.000 euros, que revisas a la baja has­ta los 3.500 porque tiene algunos ras­guños y abol­laduras. Lo man­das a revis­ar para obten­er un nue­vo cer­ti­fi­ca­do de seguri­dad, y te cobran 2.700 euros en piezas y mano de obra antes de que pase a ser apto para la cir­cu­lación. Más el coste de matric­u­lar­lo durante otros 6 meses y el dinero que gastes en pub­li­ci­dad, sig­nifi­ca que de la cifra ini­cial de 3.500 euros, sólo te quedarán unos cien­tos de dólares por delante.

Si tu coche es un mod­e­lo espe­cial­iza­do o muy raro, puede mere­cer la pena inten­tar restau­rar­lo o, si no tienes recur­sos, vender­lo “tal cual” a alguien que pue­da apre­ciar su val­or. Sin embar­go, esto nun­ca es una garan­tía, y si nece­si­tas dinero rápi­do o sim­ple­mente quieres que el coche desa­parez­ca, prob­a­ble­mente la respues­ta sea enviar­lo al des­guace.

¿POR CUÁNTO SE PUEDE DESGUAZAR UN COCHE?

Depen­di­en­do del coche, nor­mal­mente sólo puedes esper­ar una frac­ción del pre­cio que podrías con­seguir vendién­do­lo tú mis­mo. Esto se debe a que está cam­bian­do la ven­ta por más dinero, y costan­do más de su tiem­po, por la como­di­dad de ten­er un coche prob­lemáti­co reti­ra­do.

Los des­guaces sue­len ofre­cer más dinero cuan­to más grande sea tu coche, pero nun­ca es una garan­tía. Si puedes con­ducir­lo has­ta el des­guace por sus pro­pios medios, es posi­ble que puedas nego­ciar un pre­cio más alto (porque no tienen que remol­car tu coche has­ta su des­guace), pero, por supuesto, eso sig­nifi­ca que está reg­istra­do y es lo sufi­cien­te­mente apto para cir­cu­lar, por lo que es posi­ble que puedas vender­lo de for­ma pri­va­da por menos que si no tuviera prob­le­mas, pero por más de su val­or de des­guace.

Si tu coche es una autén­ti­ca ruina, es muy prob­a­ble que no con­si­gas dinero por él, porque el coste de remol­car­lo supera el val­or de la chatar­ra.

Los des­guaces tien­den a hac­er pre­supuestos con­ser­vadores y dan por sen­ta­do que tu coche es sólo un cas­carón con pocas piezas fun­cionales. Puedes nego­ciar más dinero por tu coche, pero los des­guaces son muy exi­gentes, por lo que nun­ca alcan­zarás un pre­cio sig­ni­fica­ti­va­mente supe­ri­or a su ofer­ta ini­cial.

¿CÓMO PUEDO CONSEGUIR MÁS DINERO POR MI COCHE?

Si tienes tiem­po y conocimien­tos, puedes vender tu coche por piezas, lo que te lle­vará más tiem­po que enviar­lo al des­guace, pero puede supon­er más dinero.

Según www.cochesparadesguace.com esto impli­ca realizar transac­ciones sep­a­radas con per­sonas que quizá sólo quier­an una pieza conc­re­ta, pero en gen­er­al puedes fijar un pre­cio com­pet­i­ti­vo, lo que te per­mi­tirá obten­er un poco más de dinero por tu coche. Una vez que hayas ven­di­do el may­or número de piezas posi­ble, podrás des­guazar el coche de for­ma gra­tui­ta.

Cuan­to mejor sea el esta­do de tu coche, más dinero podrás nego­ciar y, por supuesto, si está en bue­nas condi­ciones para fun­cionar, podrás entre­gar­lo en un con­ce­sion­ario como depósi­to para otro coche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *