5 consejos para llevar las plantas de exterior al interior durante el invierno

La jar­dinería es un exce­lente pasatiem­po para los meses de ver­a­no. Puedes plan­tar cualquier cosa, des­de flo­res de col­ores has­ta fru­tas y ver­duras. Pero cuan­do el tiem­po se enfría en otoño y la estación cam­bia a invier­no, ¿se espera que deje de cul­ti­var el jardín?

La bue­na noti­cia es que no. Con un poco de esfuer­zo, puedes con­tin­uar con tus activi­dades de jar­dinería durante el invier­no.

Con esto en mente, he aquí cin­co con­se­jos esen­ciales para lle­var las plan­tas de exte­ri­or al inte­ri­or durante el invier­no. Si los eje­cu­tas bien, seguro que tu jardín de exte­ri­or pros­per­ará como un jardín de inte­ri­or.

Evite las temperaturas extremas

Cuan­do intro­duz­cas tus plan­tas de exte­ri­or, debes ase­gu­rarte de evi­tar colo­car­las en un lugar en el que exper­i­menten tem­per­at­uras extremas. Esto se apli­ca tan­to a las cor­ri­entes de aire frío del exte­ri­or como a la cale­fac­ción del horno, la chime­nea, etc. Si lo deseas, puedes com­prar soportes altos para las plan­tas. Elige los lugares más neu­tros que puedas para tus plan­tas.

Evi­tar las tem­per­at­uras extremas ayu­da a cor­to pla­zo, ya que dis­min­uye el impacto del cam­bio, y a largo pla­zo para evi­tar que su salud se resien­ta aún más.

Colocar teniendo en cuenta la luz

¿Cuán­ta luz nece­sita­ban tus plan­tas de exte­ri­or? ¿Esta­ban a pleno sol o las tenías a la som­bra? En ambos casos, debes inten­tar imi­tar la mis­ma can­ti­dad de luz cuan­do lleves las plan­tas al inte­ri­or en invier­no. Las plan­tas a pleno sol deben estar más cer­ca de las ven­tanas que las que requieren som­bra. Si es nece­sario, puedes rotar un poco su ubi­cación (por ejem­p­lo, mover el orden de las plan­tas jun­to a una ven­tana).

No cambie de recipiente

En la medi­da de lo posi­ble, debes evi­tar cam­biar los con­tene­dores de tus plan­tas. Inclu­so tenien­do cuida­do de evi­tar las tem­per­at­uras extremas y colocán­dolas en condi­ciones con can­ti­dades sim­i­lares de luz, estás some­tien­do a tus plan­tas de exte­ri­or a un cier­to trau­ma. No lo aumentes ni te arries­gues a dañar las raíces trasplan­tan­do las plan­tas a otro recip­i­ente si puedes evi­tar­lo. La úni­ca excep­ción sería si tuvieras una plan­ta en el sue­lo en el exte­ri­or en lugar de en un con­tene­dor.

Podar las plantas de interior

¿Algu­na de sus plan­tas de exte­ri­or tiene hojas o flo­res muer­tas o dañadas? Antes de trans­portar­las a tu jardín de inte­ri­or para el invier­no, deberías podar los daños. Esto ayu­da a pon­er­las en condi­ciones ópti­mas para des­cansar y pasar el invier­no. Además de ser salud­able para ellas, la poda tam­bién puede fomen­tar un poco de crec­imien­to nue­vo para cier­tas plan­tas y flo­res, así como mejo­rar su aspec­to gen­er­al, inclu­so si no flo­rece nada has­ta la pri­mav­era.

Primer plano de las hojas

Cuan­do tus plan­tas están al aire libre, están expues­tas a una gran var­iedad de insec­tos y otras pla­gas. Antes de lle­var­las al inte­ri­or para el invier­no, asegúrate de revis­ar todas las hojas y las flo­res en bus­ca de insec­tos. No quer­rás ten­er estos insec­tos en tu casa durante el invier­no si puedes evi­tar­lo.

Además, puedes uti­lizar un insec­ti­ci­da seguro para las plan­tas para elim­i­nar algunos insec­tos. Esto es sim­i­lar a la poda de las hojas y flo­res muer­tas de tus plan­tas, ya que ayu­da a su salud gen­er­al, así como a la de tus plan­tas exclu­si­va­mente de inte­ri­or. Los prob­le­mas con los insec­tos y las enfer­medades pueden exten­der­se ráp­i­da­mente a tus plan­tas de inte­ri­or si no prestas mucha aten­ción a la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *