10 cosas que hay que hacer cuando se cambia de casa

Una mudan­za no es lo que más le gus­ta a nadie. Se sabe que es uno de los acon­tec­imien­tos más estre­santes por los que se puede pasar en la vida, inclu­so si se tra­ta de una mudan­za para mejor. Tan­to si te mueves mucho como si es la primera vez que te mudas, las cosas que hay que hac­er en una mudan­za pueden resul­tar abru­mado­ras.

No deje que el estrés se apodere de ust­ed. Descar­gue nues­tra com­ple­ta lista de com­pro­bación para la mudan­za, con la que podrá tachar fácil­mente lo esen­cial y hac­er un seguimien­to de su pro­gre­so, antes, durante y después del gran día. Así que, respire y láncese. Se insta­lará en su nue­vo hog­ar en un abrir y cer­rar de ojos.

Aquí le dare­mos algunos con­se­jos de guardamue­bles Sevil­la para hac­er una mudan­za más orde­na­da:

1. Entregar la notificación

Si estás alqui­lan­do, tienes que acor­darte de entre­gar tu noti­fi­cación de inten­ción de aban­donar la vivien­da a tu casero o agente inmo­bil­iario. Com­pruebe la duración de este pla­zo: a veces es de un mes, otras veces puede ser de dos. Si lle­va menos de un año vivien­do en su casa actu­al, es posi­ble que ten­ga un con­tra­to con una cláusu­la de rup­tura. Asegúrate de la fecha que pre­fieres para mudarte antes de avis­ar.

2. Despeje y reserve una empresa de mudanzas

Aproveche esta opor­tu­nidad para ordenar sus perte­nen­cias. Cuan­do reserve la empre­sa de mudan­zas, ten­drá que dar una esti­mación de la can­ti­dad de obje­tos que va a trasladar. Si no está seguro de por dónde empezar a ele­gir una empre­sa de mudan­zas, puede con­sul­tar la Aso­ciación Británi­ca de Mudan­zas.

Done las cosas que no nece­si­ta: tam­bién puede empezar a empa­que­tar esos artícu­los no esen­ciales o guardar tem­po­ral­mente algu­nas pos­e­siones más grandes si es nece­sario. Asegúrese de ten­er sufi­cientes cajas y mate­r­i­al de embal­a­je.

3. Piensa en los niños y las mascotas

Si va a trasladar a los miem­bros pequeños o pelu­dos de la famil­ia, es posi­ble que ten­ga que con­fir­mar la nue­va ubi­cación en el cole­gio o, al menos, infor­mar al antiguo cole­gio del cam­bio de direc­ción. En cuan­to a las mas­co­tas, si nece­si­ta reser­var una per­rera o un cri­adero para las fechas de la mudan­za, hága­lo con mucha antelación. Piense en cómo se trasladarán y organ­ice el cuida­do de las mas­co­tas y los niños el día de la mudan­za.

Para más infor­ma­ción sobre las mudan­zas con niños, con­sulte “Cómo man­ten­er a sus hijos seguros el día de la mudan­za”.

4. Actualice sus datos

Hay muchos lugares en los que ten­drá que actu­alizar sus datos. Piense a quién debe avis­ar. Si se muda a una nue­va zona, ten­drá que inscribirse en un nue­vo médi­co y den­tista. Si no es así, incluya a sus actuales provee­dores de asis­ten­cia en la lista de lugares donde debe cam­biar su direc­ción.

  • A quién debe noti­ficar el cam­bio de domi­cilio:
  • Su empleador
  • Sus com­pañías de ser­vi­cios (gas y elec­t­ri­ci­dad)
  • Su médi­co de cabecera y su den­tista
  • Sus provee­dores de telé­fono e inter­net
  • Su(s) banco(s)
  • Licen­cia de tele­visión
  • Agen­cia Trib­u­taria
  • Asegúrese de ten­er un seguro de hog­ar en su nue­va direc­ción.

5. Compruebe su coche y su ruta

Si el día de la mudan­za va a recor­rer algu­na dis­tan­cia en coche, haga que le revisen el coche y los neumáti­cos. Con­firme su ruta y asegúrese de que hay lugares en los que puede parar para repostar y hac­er des­can­sos.

6. Empaque y cierre

Es con­ve­niente que empiece a hac­er las male­tas más seri­amente con unas dos sem­anas de antelación. A medi­da que se acerque el gran día, quer­rá ase­gu­rarse de ten­er casi todo empaca­do. Hac­er esto con mucha antelación sig­nifi­ca que estará lo sufi­cien­te­mente tran­qui­lo como para mar­car sus cajas de una man­era que ten­ga sen­ti­do. Empieza a pen­sar en vaciar los armar­ios de la coci­na y en descon­ge­lar y secar el frigorífico/congelador. Acuér­date del desván y del gara­je.

7. Dígaselo a sus amigos

Quer­rá infor­mar a sus ami­gos y famil­iares de su nue­va direc­ción, y tam­bién pedirles ayu­da y apoyo si lo nece­si­ta. Asegúrese de que tam­bién ha avisa­do a sus veci­nos actuales, y com­pruebe con ellos que hay espa­cio para su fur­gone­ta de mudan­zas para evi­tar cualquier difi­cul­tad el día de la mudan­za.

8. Confirme oficialmente

Asegúrese de con­fir­mar con su abo­ga­do o agente inmo­bil­iario que la mudan­za puede lle­varse a cabo según lo pre­vis­to. Quer­rá estar al tan­to de cualquier retra­so con bas­tante antelación. Com­pruebe esto una sem­ana antes de la mudan­za.

9. Mantenga sus objetos de valor cerca

Guarde los obje­tos de val­or, los doc­u­men­tos impor­tantes y el papeleo en un lugar seguro, lejos del caos del embal­a­je. Incluya cualquier doc­u­men­to que nece­site para la mudan­za. Puede lle­var­los en el coche el día de la mudan­za.

Sepa dónde ha puesto todos sus doc­u­men­tos impor­tantes, como por ejem­p­lo:

  • Doc­u­mentación fis­cal
  • Cer­ti­fi­ca­dos de nacimien­to
  • Cer­ti­fi­ca­do de mat­ri­mo­nio
  • Pas­aporte
  • Per­miso de con­ducir

10. El día antes

El día antes de la mudan­za puede ser un poco de pre­sión. Asegúrese de que su telé­fono móvil está car­ga­do y de que sus obje­tos esen­ciales están en una caja clara­mente mar­ca­da. Con­firme con su empre­sa de mudan­zas y vuel­va a com­pro­bar su ruta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *