¿Cuáles son los beneficios del cacao puro?

Orig­i­nar­ias de Sudaméri­ca, las habas de cacao se han uti­liza­do en la med­i­c­i­na pop­u­lar para tratar diver­sos trastornos ‑como la tos y la caí­da del cabel­lo- y como fuente de nutri­ción. Durante su elab­o­ración, los gra­nos de cacao se tues­tan y fer­men­tan, y luego se proce­san para elim­i­nar su con­tenido de grasa, dejan­do el pol­vo de cacao ‑sóli­dos de cacao puros-. Añadir sóli­dos de cacao puros a la dieta ofrece toda una serie de ben­efi­cios, ya que viene car­ga­do de min­erales, fibra y fitonu­tri­entes ben­efi­ciosos para la salud.

Magnesio y cobre

Den­tro de los ben­efi­cios del cacao puro te ayu­da a con­sumir más mag­ne­sio y cobre. Estos min­erales acti­van las enz­i­mas que tus célu­las nece­si­tan para apo­yar tu metab­o­lis­mo y pro­ducir energía uti­liz­able. El mag­ne­sio tam­bién mantiene la salud de tus mem­branas celu­lares, mien­tras que el cobre te ayu­da a pro­ducir melan­i­na, un pig­men­to que se encuen­tra en tu piel. Una por­ción de 2 cucharadas de cacao puro con­tiene 409 micro­gramos de cobre y 54 miligramos de mag­ne­sio. Esto supone el 45% de la inges­ta diaria de cobre que recomien­da el Insti­tu­to de Med­i­c­i­na, así como el 17% y el 13% de las inges­tas diarias de mag­ne­sio sug­eri­das para mujeres y hom­bres, respec­ti­va­mente.

Fósforo y hierro

Si coci­nas con cacao puro, tam­bién aumen­tarás tu con­sumo de fós­foro y hier­ro. Una ración de sóli­dos de cacao con­tiene 1,5 miligramos de hier­ro y 79 miligramos de fós­foro. Esto supone el 11% del fós­foro que nece­si­tas diari­a­mente, según el Insti­tu­to de Med­i­c­i­na, jun­to con el 19% y el 8% de las necesi­dades diarias de hier­ro estable­ci­das para hom­bres y mujeres, respec­ti­va­mente.

El fós­foro del cacao puro con­tribuye a la salud del teji­do óseo, for­ma parte de las mem­branas celu­lares y favorece la comu­ni­cación celu­lar. Su con­tenido en hier­ro ayu­da a reg­u­lar el con­tenido de oxígeno de su cuer­po, ya que le per­mite percibir los nive­les bajos de oxígeno y ayu­da a los glóbu­los rojos a sum­in­is­trar oxígeno fres­co a sus teji­dos.

Fitonutrientes beneficiosos para la salud

El cacao puro tam­bién pro­por­ciona fitonu­tri­entes ben­efi­ciosos, lla­ma­dos flavonoides, que ben­e­fi­cian a los sis­temas nervioso y car­dio­vas­cu­lar. Un tipo de flavonoides, lla­ma­dos fla­vanoles, apoya el fun­cionamien­to cog­ni­ti­vo salud­able ‑el apren­diza­je, la memo­ria y el pen­samien­to críti­co- y ayu­da a mejo­rar el flu­jo san­guí­neo en su cere­bro. Pro­mueven la rela­jación de los vasos san­guí­neos y pro­te­gen su sis­tema car­dio­vas­cu­lar del daño oxida­ti­vo, que de otro modo con­tribuiría a las enfer­medades del corazón.

Consejos y sugerencias para servirlo

El cacao puro tiene un rico sabor que fun­ciona en una gran var­iedad de platos. Pre­pare una ver­sión más salud­able del choco­late caliente calen­tan­do en el fuego una mez­cla de sóli­dos de cacao puro, leche descre­ma­da o de almen­dras y ste­via ‑u otro edul­co­rante bajo en calorías- has­ta que esté caliente. Añade sabor mez­clan­do unas gotas de extrac­tos de men­ta, naran­ja o fram­bue­sa. Tam­bién puede añadir unas cuan­tas cucharadas de cacao a los bati­dos de fru­tas del bosque: com­bi­na espe­cial­mente bien con las fre­sas, las fram­bue­sas y las cerezas. Por últi­mo, aña­da una cuchara­da de sóli­dos de cacao al chile. Aunque el mari­da­je de choco­late y chile parece poco con­ven­cional, el cacao añade pro­fun­di­dad y riqueza al pla­to.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *