5 maneras de mantener los dientes sanos

Todos sabe­mos que es nece­sario cepil­larse los dientes dos veces al día y uti­lizar el hilo den­tal con reg­u­lar­i­dad para man­ten­er­los sanos, pero hay otras cosas que puedes hac­er des­de casa para ayu­dar a man­ten­er tus dientes tan limpios, blan­cos y sanos como sea posi­ble.

Hemos habla­do con nues­tra higien­ista y estos son todos los con­se­jos y tru­cos de la clíni­ca den­tal Urbina que hemos encon­tra­do para que man­ten­gas tus dientes sanos y blan­cos.

Cepíllate antes del desayuno y enjuágate después

Cepil­larse los dientes antes del desayuno pro­tege tus dientes antes de com­er. La pas­ta de dientes con flúor es la que mejor pro­tege tus dientes. Pero si desayu­nas cosas como zumo o cereales, cor­res el ries­go de que los azú­cares y los áci­dos pen­e­tren en el esmalte de tus dientes si te cepil­las después de com­er. Para obten­er los mejores resul­ta­dos en los dientes, cepíl­late primero y enjuá­gate después.

No te vayas a la cama sin cepillarte los dientes

No es ningún secre­to que la recomen­dación gen­er­al es cepil­larse los dientes al menos dos veces al día. Sin embar­go, todavía muchos de nosotros seguimos des­cuidan­do el cepil­la­do de los dientes por la noche. Pero hac­er­lo es muy impor­tante porque al cepil­larse los dientes por la noche se elim­i­nan los gérmenes y la pla­ca que se han acu­mu­la­do durante el día.

Limitar los alimentos azucarados

El azú­car se con­vierte en áci­do en la boca, lo que esen­cial­mente ero­siona el esmalte de los dientes. Por eso es tan impor­tante evi­tar en lo posi­ble los ali­men­tos con alto con­tenido en azú­car. Los áci­dos en los que se con­vierte el azú­car son los cau­santes de las caries. Inclu­so los ali­men­tos que pueden pare­cer buenos para ti, como las fru­tas, pueden con­tener altos nive­les de azú­car. Es impor­tante man­ten­er el equi­lib­rio, por lo tan­to, no es nece­sario que evites estos ali­men­tos por com­ple­to, pero es impor­tante que seas con­sciente de lo que estás con­sum­ien­do y de cómo puede afec­tar a tu salud bucal.

Cambia de manual a eléctrico

Los cepil­los eléc­tri­cos son más efi­caces que los man­uales porque son más efec­tivos a la hora de elim­i­nar la pla­ca. Esto mantiene a raya las caries y las enfer­medades de las encías.

Esto se debe a que un cabezal pequeño lle­ga a todas esas zonas de difí­cil acce­so a las que el cepil­lo man­u­al más grande a veces no puede lle­gar. Además, es menos sen­si­ble a la téc­ni­ca que el cepil­lo man­u­al y por lo tan­to es fácil de usar para cualquier per­sona.

Es muy impor­tante que, tan­to si uti­lizas un cepil­lo eléc­tri­co como uno man­u­al, sigas una bue­na ruti­na de salud bucal.

No descuides tu lengua

La pla­ca tam­bién puede acu­mu­la­rse en la lengua, además de en los dientes. Esto no sólo puede provo­car mal alien­to, sino tam­bién otros prob­le­mas de salud bucal. Cepil­la suave­mente la lengua cada vez que te cepilles los dientes. Hay cepil­los de dientes con cer­das cor­tas en la parte pos­te­ri­or para ayu­dar a cepil­lar la lengua. Tam­bién exis­ten ras­padores lin­guales especí­fi­cos que son bási­ca­mente cepil­los de dientes para la lengua y que puedes com­prar en muchos super­me­r­ca­dos y en Inter­net.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *