¿Qué es la dermatología?

La der­ma­tología es la espe­cial­i­dad que tra­ta sobre las enfer­medades de la piel. El depar­ta­men­to médi­co de Der­matól­o­gos en Tal­ca y Venere­ología nos expo­nen como la der­ma­tología es de gran impor­tan­cia para los pacientes tan­to para los que bus­can mejo­rar aspec­tos más de belleza pero por sobre todo las per­sonas que tienen trastornos a la piel como lo es Acné, vitíli­go, pso­ri­a­sis, der­mati­tis, cáncer a la piel entre otras.

Las enfer­medades venéreas infec­ciosas y no infec­ciosas, que sue­len man­i­fes­tarse de muchas man­eras en la piel, son históri­ca­mente y has­ta el día de hoy un com­po­nente impor­tante. For­man ven­erología (de Venus, diosa del amor).

La der­ma­tología y la venere­ología es un cam­po médi­co muy amplio que cubre todas las enfer­medades de la piel. Incluye el tratamien­to de mujeres y hom­bres y todas las cat­e­gorías de edad por igual.

El cam­po de la der­ma­tología y la venere­ología cuen­ta con alrede­dor de 2.500 diag­nós­ti­cos espe­cial­iza­dos. Está en estre­cho con­tac­to e inter­cam­bio con todas las demás espe­cial­i­dades médi­cas, tan­to inter­nas como quirúr­gi­cas. Prác­ti­ca­mente todos los medica­men­tos se pueden exper­i­men­tar a través del “com­par­ti­men­to de órganos” de la der­ma­tología. Tam­bién se incluyen enfer­medades de la mucosa oral, el cabel­lo y las uñas.

En su núcleo, la der­ma­tología y la venere­ología tratan enfer­medades no infec­ciosas como el eczema o la pso­ri­a­sis (pso­ri­a­sis), enfer­medades infec­ciosas comunes de la piel como el her­pes zóster, her­pes sim­ple o erisipelas y, final­mente, las enfer­medades venéreas trans­mis­i­bles.

Un área par­tic­u­lar­mente impor­tante es el tratamien­to de tumores de la piel, la der­ma­toon­cología. Aprox­i­mada­mente una de cada tres per­sonas desar­rol­la cáncer de piel a lo largo de sus vidas. La may­oría de los pacientes pueden curarse. La clar­i­fi­cación y el tratamien­to del cáncer de piel es pre­dom­i­nan­te­mente el dominio de la der­ma­tología y la venere­ología. Esto incluye el tratamien­to quirúr­gi­co del cáncer de piel, donde varias áreas espe­cial­izadas, incluyen­do la der­ma­tología, hacen una con­tribu­ción impor­tante al tratamien­to cor­rec­to de los pacientes con cáncer de piel.

Otras áreas de la dermatología

Otras áreas impor­tantes incluyen aler­gias (aler­gología), der­ma­tología de la piel de los niños (der­ma­tología pediátri­ca), enfer­medades de la glán­du­la sebácea (Acné), trastornos cir­cu­la­to­rios de la piel (Clar­i­fi­cación y ter­apia de heri­das cróni­cas), enfer­medades del cabel­lo y las uñas, prob­le­mas de la piel en pacientes trasplan­ta­dos de órganos, tratamien­tos con lás­er de la piel, así como der­ma­tología estéti­ca.

Las enfer­medades de la piel inqui­etan a los pacientes en su autoes­ti­ma y a menudo afectan a los con­tac­tos sociales. Por lo tan­to, la salud de la piel es de gran impor­tan­cia para el bien­es­tar men­tal. Además, la picazón y el dolor en las enfer­medades de la piel tam­bién pueden afec­tar la inte­gri­dad físi­ca. Algu­nas enfer­medades de la piel pueden pon­er en peli­gro la vida y requieren una acción ráp­i­da y deci­si­va. Para la may­oría de los enfer­mos, sin embar­go, la restric­ción de su cal­i­dad de vida debido a su enfer­medad de la piel es par­tic­u­lar­mente difí­cil.

Espe­cial­mente en los últi­mos veinte a trein­ta años la der­ma­tología y la venere­ología ha hecho impor­tantes con­tribu­ciones al tratamien­to especí­fi­co de enfer­medades inflam­a­to­rias de la piel y el cáncer de piel. Estos des­cubrim­ien­tos tam­bién se han uti­liza­do en numerosas otras espe­cial­i­dades médi­cas. Como resul­ta­do, aho­ra es cada vez más posi­ble ayu­dar a los pacientes con enfer­medades de la piel de man­era efi­caz.

Los aspi­rantes a espe­cial­is­tas en der­ma­tología y venere­ología se some­ten al menos a cin­co años de for­ma­ción adi­cional has­ta el exa­m­en de espe­cial­ista después de apro­bar con éxi­to los estu­dios médi­cos. Este tiem­po debe ten­erse en cuen­ta para for­mar espe­cial­is­tas total­mente capac­i­ta­dos de jóvenes médi­cos asis­tentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *